El Reciclaje Sostenible para el 2021

reciclaje-sostenible

 

 

Estos ¨nuevos¨ conceptos o atributos para las ciudades no son excluyentes entre sí. Al contrario, una ciudad sostenible generalmente utiliza la inteligencia otorgada por las nuevas tecnologías para lograr el equilibrio en su desarrollo económico sin comprometer sus recursos naturales,  y a su vez, maneja conceptos de resiliencia para hacer frente a los desafíos que supone los cambios globales, especialmente los atribuidos al cambio climático.

Un concepto ¨master¨ sobre el entorno de las ciudades globales en este momento es el de Ciudad Sostenible, conceptualizada según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) como ¨aquella que ofrece una adecuada calidad de vida a sus ciudadanos, minimiza sus impactos al medio natural, preserva sus activos ambientales y físicos para generaciones futuras, y promueve el desarrollo económico y la competitividad. De la misma manera, cuenta con un gobierno con capacidad fiscal y administrativa para llevar a cabo sus funciones urbanas con la participación activa de la ciudadanía.¨

 

 

Teleferico en Caracas

Teleferico en Caracas

Se puede notar que este concepto busca reunir los principales componentes que se involucran con la planificación y la gestión urbana: el ciudadano, el ambiente natural, el desarrollo económico y la capacidad fiscal y administrativa que guie su funcionamiento local. Se trata de buscar el equilibrio sin comprometer los recursos naturales con que cuenta la ciudad para las generaciones futuras, pero a su vez, sin limitar la capacidad evolutiva y de bienestar que debe garantizar la ciudad a sus habitantes.

Ahora bien, la ciudad inteligente o Smart City, es otro concepto urbano que cobra mayor importancia en este momento. Mucho más ahora cuando el avance tecnológico hacia la conexión 5G, el uso de la Big Data, la Inteligencia de las Cosas (IoT), los sensores remotos aplicados a los diferentes sistemas de gestión han adquirido un valor incalculable para contribuir con una gerencia urbana más eficiente y competitiva.

En ese sentido, las SmartCities se reconocen como ¨una ciudad innovadora que utiliza las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) y otros medios para mejorar la toma de decisiones, la eficiencia de las operaciones, la prestación de los servicios urbanos y su competitividad. Estas ciudades utilizan la conectividad, sensores distribuidos en el ambiente y sistemas computarizados de gestión inteligente para solucionar problemas inmediatos, organizar escenarios urbanos complejos y crear respuestas innovadoras para atender las necesidades de sus ciudadanos.¨ (BID, 2016)

 

 

Vista-Caracas

Vista-Caracas

 

 

Queda claro que sostenibilidad e inteligencia son dos prácticas que se retroalimentan entre sí, pero que no logran su objetivo si no colocan a las personas en el centro del análisis y la búsqueda de soluciones para hacer de su vida en la ciudad un abanico de oportunidades para su desarrollo como ciudadano, en el ejercicio pleno de sus derechos y el cumplimiento cabal de sus deberes. Por esta razón, incluir los conceptos de ¨inclusión e integración¨ es fundamental para no perder el foco de atención hacia el cual debe dirigirse cualquier práctica urbana.

Una ciudad inclusiva e integrada, es una ciudad que piensa en todos sus ciudadanos principalmente en aquellos que se encuentran en situación de vulnerabilidad sea por su condición de pobreza, raza, color, credo, discapacidad o cualquier otra condición que promueva su exclusión y comprometa su desarrollo humano y económico, condicionándolo a una situación discriminatoria.

En este sentido, una ciudad inclusiva debe procurar que más personas puedan aprovechar las ventajas y oportunidades que supone la vida en la ciudad, debe conllevar un enfoque de planificación y gestión urbano multifactorial, que procure alcanzar el lema que propone los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) propuestos por la ONU, y es que ¨Nadie se quede atrás¨.

El objetivo, entonces, debe ser pensar, planificar, ejecutar y gestionar la ciudad para la gente, utilizando todos los recursos tecnológicos necesarios para alcanzar más y mejor bienestar en los ciudadanos, utilizando la tecnología como un medio y no como un fin en sí mismo. Sólo así se podrá afrontar los retos que supone la acelerada urbanización global, teniendo presentes que las grandes desigualdades concentradas en nuestras ciudades durante la última mitad del siglo XX y principios del siglo XXI, representan una de las principales causas del agotamiento de los recursos naturales en el planeta, la falta de oportunidades para los pobres de las áreas urbanas, y la insatisfacción de los excluidos quienes reclaman por mejores condiciones de vida en las exacerbadas y violentas protestas callejeras.

 

Urb/MBA Yunitza Dávila

NOUCITY Consultores

Otras Noticias